Legión criolla apunta a ser grande en el Opening Day

Junior+Guerra+New+York+Mets+v+Milwaukee+Brewers+-0IdNiYg0t5x

Los venezolanos se perfilan a establecer una cifra récord de peloteros titulares en la jornada inaugural de las Grandes Ligas. Al menos 30 criollos tendrían asegurado en sus equipos un lugar estelar en el lineup que abre la temporada.

 

El inicio de la temporada 2016 les dio la oportunidad a 30 jugadores venezolanos de estar en el lineup titular de sus equipos en la jornada inaugural, la mayor cantidad registrada hasta ahora en las Grandes Ligas.

El devenir de los entrenamientos primaverales está generando buenas expectativas para que en el arranque de la campaña 2017 sea mayor la legión de peloteros criollos con roles estelares en sus organizaciones.

Los Cerveceros de Milwaukee acaban de premiar la labor de Junior Guerra, quien se ganó el derecho a ser el abridor del juego que pone en marcha el calendario regular, una responsabilidad que Félix Hernández tendrá por décima ocasión en su carrera con los Marineros de Seattle, la segunda mayor cantidad para un lanzador activo en las Mayores.

En Milwaukee, Manuel Piña, quien batea .400 con un OPS de 1.102 en pretemporada, se abre paso para ser elegido como el receptor encargado de recibir los envíos de Guerra.

Terry Francona no ha garantizado el puesto de su as Corey Kluber el día que los Indios inicien la contienda, por lo que Carlos Carrasco, quien se recupera de molestias en el codo, se asoma como la otra alternativa del mánager para el primer cupo de la rotación.

La pasada campaña se estableció un registro de siete caretas criollos como titulares en un Opening Day, una tendencia que seguirá posiblemente este año con Sandy León (Medias Rojas), Salvador Pérez (Reales), Willson Contreras (Cachorros), Francisco Cervelli (Piratas) y Oswaldo Narváez, otros de los que emerge en esa posición con los Medias Blancas.

León demostró el campeonato pasado que tiene las herramientas para ser considerado un catcher regular, pero deberá encontrar la manera de ser más consistente a la ofensiva para asegurar su puesto en Boston, donde tendrá el reto de servirles detrás del plato a los ases Chris Sale, David Price y Rick Porcello.

 

789AA354-020D-4D4F-BC9C-6317793DC931Vuelven a lo suyo

Pablo Sandoval será una de las principales novedades en la jornada inaugural. El “Panda” está encaminado a retomar su puesto de antesalista regular con los Medias Rojas. Sus 13 remolcadas y .349 en promedio de bateo, son señales de que ha recuperado su reputación ofensiva.

El cambio de Brandon Phillips a los Bravos, le abrió a José Peraza la oportunidad de estar en la intermedia de los Rojos de Cincinnati en el primer encuentro del año. A sus 22 años, el camarero parece estar listo para ese desafío.

Luego de debutar la temporada anterior, Orlando Arcia será otro de los que aparezca por primera vez en el lineup de los Cerveceros en un juego inaugural. Con 22 primaveras, el criollo es la principal promesa de la organización y ha ido adquiriendo la experiencia que se necesita para establecerse en el shortstop.

Luis Sardiñas llegó a los Padres de San Diego para dejar a un lado su etiqueta de utility y encontrar un equipo donde tendrá la posibilidad de abrir el año jugando regularmente como torpedero.

Colorado Rockies Spring TrainingRecuperados de las lesiones que truncaron gran parte de la temporada pasada, Gerardo Parra y David Peralta están listos para reclamar sus puestos en el outfield.

Los Rockies esperan conseguir de Parra, no solo su seguridad habitual en el jardín izquierdo, sino que además se convierta en una especie de bujía en la recargada ofensiva de Colorado. El zuliano, quien batea .344 en los juegos primaverales, ha ido retomando su ritmo con el madero.

En Arizona, necesitan que Peralta siga alejado de las lesiones en su muñeca derecha. El rightfielder es parte del núcleo de la toletería de los Dbacks, un rol que ha retomado en este Spring Training.

Con sus 10 producidas y un average de .359 en los duelos de preparación, Avisaíl García está demostrando que puede responder de manera consistente a la oportunidad que le dan los Medias Blancas de recuperar la titularidad en la pradera derecha. Su gran desafío será darle continuidad a su producción ofensiva a lo largo del año.

 

VENEZOLANOS CON ROLES ESTELARES

Microsoft Word - Documento2

En Milwaukee cuentan con Manuel Piña

pina

El venezolano apunta a ser el receptor titular de los Cerveceros en el juego inaugural. Recibirá los envíos de su compatriota Junior Guerra, abridor de Milwaukee en el Opening Day.

 

Cuando Manuel Piña se reportó al campo de entrenamiento de los Cerveceros de Milwaukee a mediados de febrero, su escenario era bastante complejo, tenía que pelear por un puesto con Jett Bandy y Andrew Susac.

Desde ahora el receptor venezolano se perfila como la opción más idónea del mánager Craig Counsell, para el puesto de receptor titular en el inicio de la temporada.

“Esta es mi mejor oportunidad de estar en las Grandes Ligas. Nunca he estado en un lineup el día inaugural. Eso sería increíble para mí”, manifestó Piña al Milwaukee Journal Sentinel.

El notable rendimiento ofensivo de Piña durante la pretemporada, le abre la posibilidad de ser el catcher de su compatriota Junior Guerra, cuando los Cerveceros reciban a los Rockies de Colorado en el Miller Park el próximo 3 de abril, en el primer juego de la temporada.

Sería la primera vez en la Liga nacional que un abridor y un careta criollo hacer dupla para un mismo equipo en un Opening Day. El único antecedente lo tienen Félix Hernández y Jesús Montero, quienes abrieron el jugo inaugural por los Marineros de Seattle en la campaña 2013.

“No pienso mucho en hacer el equipo”, indicó Piña. “Simplemente disfruto esta oportunidad. No quiero poner demasiadas cosas en mi cabeza. Solo quiero relajarme. Siento que estoy haciendo lo mejor posible y eso es todo lo que puedo hacer”.

En 35 turnos al bate, en 14 partidos en este spring training, Piña está bateando .400 (35-14), con dos jonrones, ocho remolcadas y un OPS de 1.034.

En estos momentos Piña está ganando la batalla por delante de Bandy y Susac, quien presenta molestias en el cuello y el hombro derecho. “‘Manny’ está cuidando lo que debe cuidar: por eso está jugando muy bien”, comentó Counsell.

En su carrera de tres campañas en las Mayores, “Manny” solo cuenta con 20 encuentros como receptor estelar, 16 de estos los jugó la zafra pasada con los Cerveceros.

“Tengo que mantenerte fuerte mentalmente. No tratar de hacer demasiado, pues ahí es cuando salen mal as cosas. Quiero jugar a diario en las Grandes Ligas. Ahora, tengo esa oportunidad. Todo lo que puedo hacer es salir a hacer bien mi trabajo y jugar duro”, puntualizó Piña.

 

Wilmer Reina

UN DURO GOLPE DE REALIDAD

World Baseball Classic - Pool F - Game 2 - Venezuela v United States

La selección de Venezuela volvió decepcionar y a fracasar rotundamente en el Clásico Mundial. La novena tricolor no pudo conjugar los factores del juego. La ofensiva se mantuvo inerte, mientras que el bullpen concedió muchas libertades. Vizquel quedó en deuda como mánager.

 

Venezuela se presentó en el Clásico Mundial de Béisbol con un equipo plagado de peloteros que son figuras determinantes en cada uno de los equipos de Grandes Ligas.

Un lineup con los ganadores de un título de bateo de las últimas siete campañas. Un pelotero que ha disparado al menos 200 hits en las tres zafras recientes, una extensa colección de Bates de Plata y una defensiva plagada de ganadores del Guante de Oro.

Es verdad, el cuerpo de lanzadores venezolanos no mostraba la misma categoría que los responsables de fabricar las carreras, esta vez no asistieron Carlos Carrasco, Junior Guerra, Eduardo Rodríguez y Jeanmar Gómez, pero se contaba con Félix Hernández, Martín Pérez, Jhoulys Chacín, e incluso, Francisco Rodríguez en el bullpen.

El segundo mayor exportador de bigleaguers de calidad volvió a dejar una penosa imagen como selección. Una vez más el Clásico Mundial de Béisbol termina siendo un rotundo fracaso para Venezuela, que se despide en la segunda ronda del torneo, desnudando sus falencias como equipo, frente a sus más acérrimos rivales continentales.

Omar Vizquel tendrá ahora que cargar con el peso de lo que significa este doloroso tropiezo. En su primera experiencia como mánager, no pudo encontrar la fórmula para cambiar la historia del país en esta competencia.

“Lamentable”, describió Vizquel la actuación de su equipo. “No hay excusas. Los otros equipos jugaron mucho mejor que nosotros”.

654684374Cronología del desastre

Lo que inicia mal, termina mal. Por cuarta ocasión seguida, la designación del equipo gerencial y el cuerpo técnico estuvieron marcados por la polémica y los desacuerdos entre la Federación Venezolana de Béisbol y el gerente general designado, Carlos Guillén. La falta de comunicación, la pugna por algunos puestos en el roster y los roles de algunos instructores marcó el proceso de estructuración del equipo.

En el camino se quedaron Asdrúbal Cabrera, Gerardo Parra, Ernesto Mejía, por mencionar algunos en la lista de peloteros que tenían las credenciales para ser parte del roster.

“No hay mayor signo de locura, que hacer la misma cosa una y otra vez y esperar que los resultados sean distintos”, dijo una vez Albert Einstein.

Ya en la competencia, el nocaut recibido frente a Puerto Rico, en el primer juego del campeonato, fue una señal de alerta de lo que finalmente se convirtió en un duro golpe de realidad.

Venezuela logró vencer solamente a Italia en la primera fase, en ambos juegos de manera dramática, más allá de las distantes diferencias entre los nombres en el roster. Solo un tecnicismo matemático de las reglas, legalmente ganado, evitó que Vizquel y los suyos no quedaran rezagados en Guadalajara. Sobre el terreno parecía un derecho inmerecido.

“No pensamos que esta era la manera que íbamos a jugar. Fue sorprendente para todos nosotros”, manifestó el estratega. “Creo que no jugamos el béisbol que la gente esperaba, e inclusive, que yo esperaba. Un out y una fórmula matemática fue lo que nos permitió pasar de la primera ronda, donde permitimos 30 carreras en los tres primeros juegos, siempre tratamos de venir de atrás y existía mucha presión sobre los bateadores para tratar de anotar”.

World Baseball Classic - Pool F - Game 2 - Venezuela v United StatesPuerto Rico, Estados Unidos y República Dominicana, expusieron las debilidades de la novena dirigida por Vizquel.

“No pudimos dar los batazos oportunos. En general, las expectativas se quedaron bastante cortas. Sinceramente, pensamos que íbamos a jugar mejor pelota”.

Puede sonar como excusa, pero las lesiones de Salvador Pérez, Martín Prado, Silvino Bracho y Robert Suárez, provocaron que Vizquel realizara improvisadamente movimientos defensivos y en alineación, que no dieron resultados positivos. Claro está, el diseño del roster hecho por Guillén también influyó en esto.

“Cuando el equipo pierde, obviamente las decisiones van a recaer en el mánager, y tenemos que asumir esa responsabilidad”, manifestó tajantemente Vizquel.

La anemia ofensiva se hizo evidente en la segunda ronda. La ausencia de extrabases y batazos oportunos acabaron con las posibilidades de competir frente a rivales del mismo cartel.

“Desde el primer juego fue muy difícil ir recuperando la confianza. No tuvimos ventaja en casi ningún momento, por lo que me fue muy difícil aplicar mi forma de juego y todas las cosas que yo tenía en mente con este lineup”.

 

CLAVES DEL FRACASO

 

BASEBALL: MAR 16 World Baseball Classic 2nd Round Pool F - Venezuela v Dominican RepublicBrazos inconsistentes

El cuerpo de relevistas criollos permitió 29 carreras (26 limpias) del séptimo inning en adelante. Mostrando un elevado porcentaje de carreras limpias permitidas de 14.62, en 16.0 innings de labor durante ese lapso.

No cuajaron

Bateadores de la calidad de José Altuve, Miguel Cabrera, Víctor Martínez y Carlos González, núcleo de la toletería criolla, se combinaron colectivamente para ligar de 97-22 (.226), con solo cuatro extrabases y siete remolcadas en el Clásico Mundial.

Apagados desde el inicio

La ofensiva de Venezuela bateó colectivamente para .188 (101-19), con 31 ponches, frente a los abridores contrarios en este campeonato. En la segunda ronda de la competencia solo conectaron cuatro extrabases y produjeron cuatro carreras en 92 turnos al bate y ligaron de 14-3 con corredores en posición anotadora.

Efecto Vizquel

La inexperiencia del mánager venezolano se hizo evidente. Omar Vizquel fue abrumado por la exigencia del torneo en situaciones que terminaron siendo determinantes en el torneo, principalmente al momento de definir el momento correcto para remover de la lomita a sus lanzadores.

 

Wilmer Reina

Zulianos resguardan el outfield de Venezuela

EnderInciarte1

Carlos González, Énder Inciarte y Odúbel Herrera son una garantía defensiva en los jardines.

Si bien la selección venezolana que participará en el Clásico Mundial de Béisbol realizará este martes su primera práctica oficial, en el Susprise Stadium en Arizona, el mánager Omar Vizquel ya tiene claro quienes serán los encargados de brindarle seguridad en el outfield.

Carlos González, Énder Inciarte y Odúbel Herrera, todos zulianos, son los elegidos para resguardar las praderas en el equipo criollo que iniciará el campeonato el próximo 10 de marzo frente a Puerto Rico en el estadio Charros de Jalisco, en Guadalajara, México.

“El hecho de compartir el out eld con un par de paisanos como Carlos y Odúbel hace más especial esta oportunidad de defender el uniforme de Venezuela”, manifestó Inciarte desde Glendale, Arizona, donde se concentrarán los integrantes de la selección.

“Ambos son peloteros de mucha calidad y sé que también van a disfrutar esta responsabilidad de se les está dando”, manifestó el jardinero central de los Bravos de Atlanta y quien seguramente ocupará la misma posición con el uniforme nacional.

“Se hace notar el talento que existe en los outfielder zulianos, incluso Gerardo (Parra) también pudo ser parte del equipo. Queremos hacer bien nuestro trabajo, sabemos lo que significa este campeonato para los venezolanos”, comentó Inciarte.

Inciarte llegó en 2016 a los Bravos para establecerse como uno de las figuras del equipo. Conquistó su primer Guante de Oro y fue el segundo mejor de su posición en cuanto a carreras salvadas (15), además lideró la liga en outs fuera del rango promedio de su posición (104) y asistencias (12).

“El objetivo es claro, cada uno de nosotros está en la misma página, queremos ganar y sabemos el compromiso que existe una vez que tengamos puesto el nombre de Venezuela en el pecho, por eso hay muy buenas expectativas para lo que viene”, apuntó “Shaggy”.

CarlosGonzaleZZ

Sabe de eso

Con tres Guantes de Oro entre sus credenciales y en su segundo Clásico Mundial, “CarGo” reconoce el desafío que representa ser parte del equipo venezolano.

“Es una oportunidad que no ves muy a menudo. No muchas veces puedes jugar en el mismo equipo al lado de los mejores peloteros de tu país”, señaló González, quien defenderá el jardín derecho.

Es un honor como venezolano estar en ese grupo de peloteros talentosos que solo buscamos dejar el nombre de nuestro país en alto”, comentó “CarGo”, quien jugó el Clásico en 2013, ahí también compartió los bosques con sus paisanos zulianos Gerardo Parra y Álex Romero.

“La vez pasada no se lograron los objetivos, pero esta vez creo que venimos más preparados y con todo el entusiasmo para hacer un gran papel”.

HerreraComplemento de lujo

En apenas un par de años en las Grandes Ligas, Herrera demostró que cuenta con la categoría, no solo de adaptarse, sino también para ser considerado uno de los outfielders más seguros en las Mayores.

El “Torito” fue finalista al guante dorado entre los centerfielders de la Liga Nacional la pasada campaña, una posición que no había jugado antes de su debut en la Gran Carpa con los Filis en 2015. En sus dos zafras, ha logrado colocarse como el quinto mejor patrullero en cuanto a carreras salvadas (16) en el viejo circuito, lista que lidera Inciarte (44).

Wilmer Reina

Venezuela certifica su calidad de exportación en el Spring Training

mariners-spring-baseball

Una legión de 137 peloteros criollo se reúnen en los campos de entrenamientos primaverales de las Grandes Ligas.

Wilmer Reina | @WilmerReina

Durante la temporada regular del 2016 se estableció una cifra tope de 104 venezolanos actuando en las Grandes Ligas, una cifra que apunta a seguir evolucionando para la venidera campaña, luego de que una extensa legión de bigleaguers criollos colmen cada uno de los campos de entrenamientos primaverales.

En cada uno de los 30 equipos, al menos un pelotero venezolano se estará ganando, durante esta pretemporada, el derecho a ser parte del roster cuando inicie la zafra el próximo 2 de abril.

Esta vez será 137 es el número de compatriotas que están llamados, hasta ahora, a reportarse a los complejos primaverales de Florida y Arizona. De esta lista hay 97 protegidos en roster de 40, mientras que el resto va en calidad de invitados. Esta comitiva puede aumentar una vez que los agentes libres Hénderson Álvarez, Dioner Navarro y Yormán Rodríguez logren acordar con alguna organización.

La Liga Nacional será la que más representantes tenga, con 71, mientras que la Americana albergará a 66 criollos. Los Padres de San Diego y los Tigres de Detroit, con 11 cada uno, son las divisas que cuentan con la mayor cantidad de paisanos en sus practicas de primavera, mientras que los Angelinos de Los Ángeles le sigue con 10, ala espera de decidir la situación contractual de Deolis Guerra, quien fe colocado en asignación.

No solo en el campo de juegos la pelota venezolana estará bien representada. Un grupo de 11 técnicos y tres umpires, estarán ajustado detalles antes del arranque de la Gran Carpa.

En esta ocasión se supera la convocatoria de 135 del año, mientras que el récord de asistencia criolla para un Spring Training es de 154, establecido en 2013.

14-15

16-17

Altuve le inyecta poder a su swing

Jose+Altuve+Detroit+Tigers+v+Houston+Astros+tl_Z8L81aq_x.jpg

El camarero venezolano de los Astros se muestra como un bateador más selectivo y con mayor fuerza en sus conexiones.

 

En los primeros 15 juegos de la temporada, José Altuve ya cuenta con un tercio de los jonrones (15) que logró conectar la pasada campaña.

Sus cinco vuelacercas en apenas 68 apariciones en el plato en este lapso, representan una cifra astronómica en cuenta a las proyecciones y antecedentes de Altuve, quien jamás había logrado disparar más de un vuelacerca en los primeros 15 encuentros de los Astros en el calendario regular.

“Se siente raro”, reconoce Altuve al Houston Chronicle. “No soy el jugador que logra conectar una gran cantidad de cuadrangulares”.

En 2015, cuando Altuve logró establecer un tope personal de 15 estacazos en una zafra, su quinto batazo de vuelta completa llegó luego de 162 visitas al home. “Eso es, obviamente, mucho para mí, yo sólo voy al home a tratar de encontrar un buen lanzamiento para hacer contacto. Esa es mi clave ahora, ponerme en buenos conteos y hacerle swing a un buen pitcheo”.

Y eso es precisamente lo que sus números re ejan. Altuve, quien se caracteriza a lo largo de su carrera por ser un bateador agresivo, que logra hacer contacto con cualquier tipo de envío, este año ha sido mucho más selectivo en la goma. Altuve es por ahora un bateador mucho más paciente. Re eja un promedio de 3.8 pitcheos por aparición en el plato, muy inferior a los 3.2 que tuvo en 2015 y los 3.1 de 2014, cuando logró 200 o más imparables en años consecutivos. Este año el camarero de los Astros le hace swing al 41.5% de los pitcheos que ve, mientras que en las dos zafras anteriores que tuvo un porcentaje de 52.4 y 51.4, respectivamente.

Luego de liderar la liga en dos años seguidos entre los bateadores que le hacen swing al primer lanzamiento, 38.6% y 40.3%, Altuve ha reducido a drásticamente a 27.9%. De acuerdo a Fangraphs, bajó su taza de swings a pitcheos fuera de la zona de strike de 36.7% a 26.2%.

Buen contacto

La paciencia de Altuve está in uyendo directamente en la calidad de los contactos que está haciendo. Al seleccionar mejor los lanzamientos, el poder de sus batazos también aumenta.

Entre 2014 y 2015, Altuve tuvo un 47.1% de roletazos y un 20.4% de lí- neas entre sus conexiones, lo que contrasta notablemente con lo que muestra en lo que va de esta campaña, al reducir a 30.6 % sus rodados y elevar a 38.8 % sus batazos en línea.

La velocidad de los batazos del “Astroboy” se está incrementando considerablemente, ante los envíos rápidos sus contactos pasaron de 88.1 millas por hora de promedio en 2015 a 97.2 MPH este año.

“Todo el mundo me pregunta: ‘¿Qué estás haciendo?’. Siento que no estoy haciendo nada diferente. El año pasado tuve una gran temporada y no estoy tratando de cambiar mi swing. Estoy tratando de pegarle bien a los pitcheos buenos, simplemente eso”, puntualizó Altuve, quien batea .310 y su OPS es de 1.050.

 

CON MÁS FUERZA

Temp. Líneas Rolling Elevados
2016 99.13 92.13 92.75
2015 91.47 83.64 88.54

Nota: Velocidad de sus batazos expresados en millas por hora.

 

ALTUVE EN EL HOME

Temp Pit/PA 1stS LD% GB% FB% HR/FB Swing% O-Swing%
2014 3.11 38.6% 22.8% 47.5% 29.7% 3.9 % 51.6% 37.4 %
2015 3.23 40.3% 18.1% 46.7% 35.2% 7.4 % 53.0% 36.7 %
2016 3.92 27.8% 31.4% 39.2% 29.4% 33.3% 41.0% 22.0 %

Glosario: Pit/PA: pitcheos por aparición en el plato. 1stS: swing al primer lanzamiento. LD%: batazos en línea. GB%: roletazos. FB%: Elevados. HR/FB: Promedio de jonrones por elevados. Swing%: porcentaje de swing. O-Swing%: porcentaje de swings a pitcheos fuera de la zona de strike.

 

Wilmer Reina

El “Kid” llega al rescate de los Tigres

KRod
Foto: Detroit News

El lanzador venezolano se prepara con su nuevo equipo en las Grandes Ligas para certificar su eficacia como cerrador. Rodríguez está consiente del exigente desafío que representa ser el taponero de Detroit.

 

En las últimas tres temporadas el relevo de los Tigres de Detroit dejaron marca de 5-17 en oportunidades de juegos salvados, en ese lapso la efectividad de los encargados de cerrar el encuentro fue de 3.97, la cuarta más elevada en todas las Grandes Ligas.

Desde el 2013 Francisco Rodríguez ha sido eficaz en el 93 por ciento de las 99 ocasiones que ha tenido de sellar el resultado a favor de su equipo, su porcentaje de carreras limpias en esa situación fue de 2.18 y solo tuvo dos derrotas en las siete oportunidades desperdiciadas.

Lo Tigres tenían razones de sobra para darle Rodríguez esta temporada la responsabilidad de ser el taponero estelar, el venezolano adquirido desde los Cerveceros de Milwaukee en noviembre, sabe que está aquí para darle consistencia a uno de las principales falencias de Detroit en las ultimas campañas. Los antecedentes de José Valverde, Joaquin Benoit, Joe Nathan y Bruce Rondón han sido caóticos.

“Hay muchas expectativas, pero esto es algo que he estado haciendo durante mucho tiempo. Uno está siempre agradecidos cuando los equipos te dan este tipo de responsabilidad, ese gran desafío”, indicó el “Kid” al Detroit News en su primer entrenamiento en el complejo primaveral de los Tigres en Lakeland, Florida.

En una temporada en la que Detroit necesita retomar su protagonismo en la División Central de la Liga Americana y regresar a la postemporada, el rol de Rodríguez será determinante. “Siempre va a haber presión, todos los días. Uno aprende a relajarse y a dar lo mejor en esos momentos. Este no es mi primer rodeo. Tengo aquí el tiempo suficiente para saber lo que espera en un club ganador”.

A sus 34 años, Rodríguez se ha reformado como lanzador, ahora su fórmula se basa la astucia y en la experiencia adquirida en sus 14 campañas, además de su cambio de velocidad, uno de los más letales de la Gran Carpa.

“Este trabajo es 90 por ciento mental y 10 por ciento físico”, explica el criollo. “Físicamente, se nace con ese don. Pero tienes que ser fuerte mentalmente. Uno tiene que tener una memoria corta. Hay que ser capaz de no ponerse nervioso”.

“K-Rod” se las ha ingeniado para mejorar su relación de WHIP en las últimas zafras, pasó de 1.20 en 2013 a 0.86 en 2015, de igual manera el promedio de bateo de sus oponente bajó de .240 a .189.

“Básicamente me reinventado a mí mismo”, puntualizó Rodríguez. “Cada año hay que hacer ajustes. Obviamente, todo el mundo conocía mi slider. Traté de mostrarles algo diferente. Ahora puedo usar el cambio y mover la bola aquí y allá”.

“Trato de tener juegos mentales (con los bateadores) y hacer que se sientan incómodos en la caja de bateo”.

Rodríguez es el lanzador activo con más rescates 386 en las Mayores, solo cuatro por detrás de Dennis Eckersley el sexto en la lista de todos los tiempos. El “Kid” tiene una buena oportunidad para acceder al club de los seis rescatistas que han bajado la “Santa María” en al menos 400 ocasiones, de hacerlo se unirá a Mariano Rivera (652), Trevor Hoffman (601), Lee Smith (478), John Franco (424) y Billy Wagner (422).

 

Wilmer Reina